La verdad acerca de los piratas

Resulta natural la idealización del papel que han jugado los piratas a lo largo de la historia– La idea de navegar por los siete mares a bordo de un galeón de madera estando por encima de la ley y rindiéndole cuentas únicamente a tu capitán (en cuya caprichosa visión de la vida resulta tan amante de la libertad como tú mismo) resulta sumamente atractivo. Lo anterior hasta que se considera la realidad cotidiana que vivían los piratas

Mareo
Si bien la mayoría de los piratas tenían “buena madera” para navegar (y aquellos que no la tenían pronto se acostumbraban al movimiento del barco o se enfrentaban a ser tirados por la borda). Aun así los mareos eran un padecimiento bastante común durante la época de lluvias. El sólo hedor de un pirata nauseabundo era suficiente para que el resto de la tripulación quedara inclinada sobre el borde del barco.

El baño
El olor de los compañeros enfermos no era el único que acompañaba a los piratas en sus aventuras alrededor del mundo. ¡Los cuerpos sucios y malolientes abundaban a bordo de los galeones! El agua dulce era un recurso tan valioso que no podía desperdiciarse en la higiene personal; en tanto que el agua salada irritaba la piel y provocaba que la misma se tuviera fricción con las ropa agravando dicha condición.

Alto Riesgo
La mutilación, la pérdida de un ojo y la exposición a innumerables heridas durante las peleas eran claras desventajas de ser un pirata. Eso sin mencionar el alto riesgo de muerte durante las batallas o a manos de sus enemigos que se convertían en sus verdugos.

Alimentación Básica
Lejos de la comida gourmet las opciones de alimento abordo de un barco pirata eran por demás limitadas. El atracar en un puerto era considerado un lujo muy riesgoso como para acceder a saciar esos antojos. Las reservas de productos frescos duraban a lo mucho un par de semanas y los alimentos disecados pasaban a formar el alimento básico en la dieta de los piratas una vez que la carne se agotaba.

Enfermedades
Obviando la falta de higiene personal, la deficiencia de vitamina C y otros nutrientes que aportan las frutas y verduras frescas; enfermedades de muy fácil prevención eran la moneda de cambio más común a bordo de los barcos piratas.

Tiranía Democrática
Aunque cueste creerlo los piratas de la época dorada eran fieles partidarios de la democracia. El voto regía varios aspectos de la vida cotidiana. Salvo durante las batallas donde el capitán gozaba de autoridad absoluta todas las demás posiciones se votaban y la autoridad se repartía.

Aceptación de la Homosexualidad
La homosexualidad era común en los barcos piratas e incluso a lo largo de la historia se reportan casos de los primeros matrimonios homosexuales o uniones civiles que otorgaban a dos hombres el oportunidad de compartir sus derechos de propiedad; mismo que resultaba particularmente importante en caso de que se produjera una muerte.

Comments

comments