Piratas Famosas

Tendemos a pensar que las mujeres piratas son cómo las películas y los cuentos populares las muestran, pero la historia sugiere que las mujeres piratas aparecieron a inicios del año 200 a de C. cuando la reina Teuta de Iliria comenzó atacando a sus vecinos y comandando una flotilla para atacar embarcaciones romanas en la ruta comercial entre Grecia e Italia. Del mismo modo que los vikingos eran famosos por una mujer pirata o dos.

Sin embargo, las mujeres piratas más famosas hicieron su aparición durante la edad de oro de los piratas durante los siglos 15, 16 y 17. A menudo vestidas como hombres y huyendo de matrimonios arreglados o siguiendo a sus amantes, estas mujeres han pasado a la historia como las heroínas de una tragicomedia de Shakespeare.

Lady Elizabeth Killigrew
Al igual que muchos piratas, Lady Elizabeth Killigrew era de origen humilde. Ella vivió a mediados del siglo 16 en Cornwall, en la costa oeste del sur de Inglaterra después de haberse casado con Sir John Killigrew de Arwenack. Juntos tomaron el control de la zona de embarque cerca de su casa y comenzaron a tomar ventaja de los navíos de carga que entraron en su dominio. Se ha informado de que lady Elizabeth habría escondido su tesoro en el jardín.

Después de la muerte de su marido, ella tomó el control su tripulación de piratas (corsarios) e incluso lideró un ataque a un barco español que entró en puerto Falmouth. En lugar de tener un final inoportuno, se le concedió el perdón por la reina Elizabeth I, a quien muchos consideran como la mujer pirata más prolífica de todos ellos, sin nunca haber estado en el mar.

Anne Dieu-Le-Veut
Los franceses también eran famosos por sus mujeres piratas y Anne Dieu-Le-Veut no fue la excepción. Fue una criminal deportada de Francia alrededor de 1670 a Tortuga donde se casó con Pierre Length, un pirata/corsario de medio tiempo. Los libros de historia dicen que Lauren de Graaf mató a su marido en una pelea de bar y cuando ella desafió a de Graaf para un duelo, él terminó proponiéndole matrimonio a ella y ella aceptó. Por suerte para de Graaf, como Dieu-Le-Veut tenía un arma y él tenía una espada. Fueron piratas muy exitosos y se desconoce cómo murieron.

Jacquotte Delahaye
Nacido en Haití de padre francés, Jacquotte Delahaye fue dejado a su suerte para ella y su hermano con retraso mental, debido a que su madre madre murió al momento de dar a luz a su hermano y su padre fue asesinado. Con impresionantes dreads (rastas) de color rojo y sin posibilidades de una vida mejor, se dedicó a una vida en la piratería en el Caribe. Los registros muestran que ella fingió su propia muerte en algún punto y se hizo pasar por un hombre durante muchos años hasta que regresó de entre los muertos para reclamar los mares.

Anne Bonny
Una de las piratas más famosas, conocida por su violencia infame y el amor de la vida pirata, Anne Bonny nació en Irlanda cerca del siglo 18. Al mudarse a América, su familia se hizo rica a raíz de los negocios comerciales, pero Anney (como se le recuerda) fue repudiada por su padre después de que apuñaló a una sirvienta y se escapó para casarse con el pirata James Bonny. Pero no todo en su matrimonio con el pirata James Bonny era un romance apasionado y ella se convirtió en la amante de otro pirata, el capitán Jack Rackham.

Luego se divorció y se casó con el capitán Jack Rackham, robando el barco Revenge y convirtiéndose en una amenaza para los mares alrededor de Jamaica. Fueron una existosa pareja de piratas, tomando el control de un número de navíos antes de que fueran capturados y Rackham fuera condenado a muerte. Nadie sabe qué pasó con Anney; aunque se dice que su padre pagó por su liberación.

Ching Shih
Europa y el Caribe no tienen el monopolio de las mujeres piratas, China también tuvo su parte de mujeres piratas. La piratería de Ching Shih azotó el Mar de China durante el siglo 19. Ella era una prostituta que fue capturado por Zheng Yi, capitán de una flota de barcos piratas, con queien más tarde se casó y tomó el mando de su flota, que ascendía a cerca de 300 embarcaciones. Ching pudo haber sido una mujer, pero no precisamente una dama, después de haberse informado de clavar una de sus víctimas a la cubierta de su nave para que pudiera golpearlo hasta la muerte.

Comments

comments